Uspallata Puente del Inca

l

Lugares para Visitar

Monumento Natural Puente Del Inca

Se encuentra a una altura de 2719 metros sobre el nivel del mar, las aguas termales y esta curiosa formación natural de puente en arco ya eran conocidas desde tiempos precolombinos por quienes habitaban el imperio incaico. Muchos fueron los viajeros, naturalistas e investigadores, entre ellos Charles Darwin, que dedicaron páginas a este singular paisaje.

Puente del Inca - Pabellón de baños
El pabellón de baños se comunicaba con el hotel a través de un túnel subterráneo de 2 metros de ancho, y de cuyas paredes brotaban numerosas vertientes calientes y frías. Constaba de 9 cuartos de baño con piletas revestidas de azulejos, de excelente higiene y confort. Allí se atendían diversas formas de reumatismo crónicos, sífilis y enfermedades de la piel, entre otras afecciones.

La cobertura del  puente está compuesta por sustancias minerales y costras algáceas. Si bien las hipótesis sobre el origen de este puente son variadas, todas señalan a las sales contenidas en las aguas termales como participes necesarios en su formación y perdurabilidad.

Las aguas termales

Los manantiales surgen con temperaturas de 34 a 38 grados. El agua posee gran concentración de sales disueltas y también abundante gas dióxido de carbono. El desprendimiento paulatino de este gas favorece la precipitación de sales sobre aquellas superficies por donde fluye el agua. Es así como los lugares y objetos en contacto prolongado con el agua se van cubriendo con cortezas amarillentas formadas por una mezcla de óxido de hierro y carbonato de calcio.

La temperatura de surgencia de las aguas se atribuye al calor natural del subsuelo. En la región existen varias fallas, por donde las aguas de lluvia y del derretimiento de nieve se infiltran hasta gran profundidad y se calientan. La elevada presión que soportan a dicha profundidad las retornan a la superficie.

Te puede interesar:relacionadas

logo lugares para visitar

Tu comentario

Compartir esta página o dejarnos un comentario nos anima a seguir escribiendo!

Gracias por tu colaboración!

0 comentarios